sábado, 21 de julio de 2018

LOS MERCADOS COMO ESPACIO PÚBLICO / AGENDA URBANA

Desde la antigüedad, las ciudades en el mundo han creado mercados públicos como espacios para el intercambio de todo tipo de productos; algunos operan diariamente, mientras otros lo hacen algún día de la semana, fines de semana o días festivos. Algunos mercados se ubican al interior de edificios destinados para tal uso, mientras otros lo hacen al exterior en espacios temporales como estacionamientos, plazas, calles, parques, entre otros. Lo cierto es que los mercados existen desde que los seres humanos emprendieron el comercio, no sólo de alimentos sino de cualquier objeto que se pueda uno imaginar.
Se cree que los primeros mercados tuvieron origen en Persia, hoy en día Irán, hace miles de años, desde donde se extendieron al resto de Medio Oriente y Europa. Desde entonces, las autoridades locales establecían políticas para regular el intercambio comercial en zonas delimitadas, con la finalidad de crear las condiciones necesarias para esta actividad, lo que dio por resultado el surgimiento de los bazares, que no eran más que extensos corredores de puestos o tiendas de cada lado, cubiertos con diversos materiales para proteger a los comerciantes de climas extremos. Desde entonces, los mercados han evolucionado de diferentes maneras dependiendo de condiciones locales, como el clima, tradición y cultura. En muchos países, hacer las compras en un mercado continúa siendo una actividad cotidiana, e incluso en muchas ciudades los mercados son considerados patrimonio histórico, cultural o arquitectónico y un elemento importante de la vida local.
Sin embargo, la transformación de la industria alimentaria, así como los avances científicos y tecnológicos, han reducido la necesidad de las personas de comprar en los mercados locales, de manera que los grandes supermercados y tiendas de autoservicio han desplazado gradualmente a los mercados tradicionales. Es cierto que esta tendencia ha aumentado el acceso a una gran cantidad de productos desde cualquier lugar de una ciudad, por ejemplo, a través de cientos de tiendas de autoservicio a las que las personas pueden acceder a una corta distancia. Sin embargo, ni los grandes supermercados ni las tiendas de autoservicio reemplazarán lo que representa un mercado, más allá de la venta de alimentos u otros productos: un espacio público por excelencia que aporta no sólo sentido de pertenencia sino identidad a una ciudad.
Por ejemplo, el Mercado de la Boquería en Barcelona, inaugurado oficialmente en 1840, pero con orígenes en 1217, cuando puestos temporales se instalaban al aire libre para la venta de carne, es actualmente uno de los mercados públicos más antiguos y visitados de Europa. Localizado sobre la emblemática calle peatonal de La Rambla, el edificio consiste en una estructura de una antigua estación de tren y un almacén, y cuenta con una interminable red de tiendas y puestos. Además, a su alrededor se han establecido cientos de bares, cafés y restaurantes que atraen a miles de personas diariamente que disfrutan de una intensa actividad en el espacio público. Similarmente, en Chile, el Mercado Central, inaugurado en 1872, ofrece una gran variedad de productos alimenticios chilenos, además de artesanías, entre otros productos. El mercado alberga también decenas de restaurantes, panaderías, bares y cafeterías a las que acude una gran cantidad de personas todos los días. Más aún, el mercado cuenta con un amplio espacio para la convivencia entre amigos, colegas, familiares y sirve de espacio para transeúntes que buscan un lugar para pasar un momento del día. Es verdad, algunos de estos sitios han atraído una importante actividad turística, pero mercados como estos existen a lo largo y ancho de estas ciudades.
Existen también mercados flotantes que aún en la actualidad continúan siendo espacios de una intensa actividad. Tal es el caso del Cai Rang en Vietnam, no el único, pero sí uno de los mercados más populares del delta del Río Mekong en el Sureste Asiático. Ahí, cientos de pequeñas lanchas, canoas y otras embarcaciones navegan con cualquier cantidad de productos para vender, desde frutas o verduras hasta cerveza, refresco, ropa o maquillaje. Los vendedores atan sus productos a un palo o vara, mientras se acercan a alguna orilla para concretar alguna transacción con algún comprador. Y qué decir de la Ciudad de México, en donde existen mercados icónicos como el Mercado San Juan, la Merced o la Lagunilla, los cuales aún permanecen no sólo como centros de intercambio sino como espacios públicos vitales de la vida urbana.   
En conclusión, los mercados públicos han sido históricamente elementos importantes de las ciudades, y contribuyen no sólo a la actividad comercial sino también al encuentro, al descubrimiento, la convivencia, la integración y la interacción de la población en el espacio público, incluso en las ciudades globalizadas. Es decir, los mercados tradicionales son mucho más que alimentos; se tratan, como las ciudades mismas, sobre las personas: son algunos de nuestros espacios públicos más vitales. En Aguascalientes también deberíamos valorar, preservar e impulsar nuestros mercados tradicionales.

sábado, 7 de julio de 2018

Cinco paradas para comer rico en el Mercado de San Juan


El mercado de San Juan siempre es buena idea. Ya sea para la turisteada y la foto o para comer rico y abundante, este lugar es una buena parada en la ciudad. Tanto, que ya es emblema para locales y para extranjeros. Estamos hablando del Ernesto Pugibet, uno de los cuatro mercados del barrio San Juan, en el Centro, el que se edificó en lo que fue la bodega de la Cigarrera de Buen Tono. Se hizo famoso por su especialización en ingredientes poco comunes: desde quesos finos y carnes frías importadas, hasta insectos, percebes, langostas, flores comestibles, carnes de caza y comidas prehispánicas. Es un gran lugar para hacer el mandado fino –si traes buen billete– pero sobre todo es buen lugar para comer –no barato, eso sí–. Hay barras de tapeo, cafés, fonditas, cebicherías y hasta contento de tanto vino tinto puedes salir.
En la Ciudad de México se tiene registro de que existen 329 mercados públicos. Cada colonia tiene su mercadito de confianza y todos son tan diferentes que terminan siendo únicos. El de San Juan no es el mercado más grande ni el más viejo ni el más exótico de la ciudad pero sí ha sabido distinguirse del resto. Además, este mes el mercado cumplió 63 años de vida.
Para que sepas qué y dónde está rico comer en el Mercado de San Juan, armamos una ruta. Aquí nuestras recomendaciones.

Recorre el Mercado de San Juan con hambre

Don Ricardo dice que su puesto es un spot de street food, pues puedes ver cómo preparan lo que te vas a comer. Aquí comes lo que en la pescadería El Puerto de Alvarado se vende fresco. La pescadería de don Ricardo ofrece ceviches, aguachiles, cocteles, tostadas de ostiones, almejas, caracol, camarón, pescados varios… Comer aquí es casi como comer en La Viga: hay cosas muy frescas, otras no tanto, pero si tienes buen ojo podrás distinguir lo que lleva menos tiempo fuera del mar.
Lo que está padre del Mercado de San Juan es plantarte en uno de sus puestos de charcutería y pedir una degustación de quesitos, carnitas frías y jamones ibéricos deliciosos. Depende del local, pero casi todos te sirven una copita de vino de cortesía mientras pruebas. Eso sí, no se vale probar y no comprar. Aquí se viene a gastar. También puedes pedir una bocata (tipo torta hecha en baguette) o un platón de tapas. El más famoso de estos locales es La Jersey pero nosotros te recomendamos Baltasar. Aquí hay, en su mayoría, productos españoles: embutidos, quesos, fiambres y abarrotes; aunque también encuentras alimentos franceses, suizos, canadienses… El negocio es atendido por don Antonio y su especialidad es la baguette la especial Baltasar ($110) que lleva jamón serrano, chorizo salamanca, queso holandés. Deli.
Ahora: un cafecito. Triana es lugar favorito de muchos locatarios y vecinos del Centro para echarse un café de media mañana o media tarde y, además, ha sido varias veces laureado por chefs mundialmente reconocidos; por ejemplo los hermanos Roca, Enrique Olvera, René Redzepi, Carlos Gayán, entre otros. No solo el café –traído de Coatepec, Veracruz– es bueno, sino la plática que siempre te dedicará don Pablo, el dueño, mientras prepara tu taza.
El Mercado de San Juan tiene las fondas clásicas que todo mercado tiene. Comerás rico, pero si quieres upgrade al típico menú ejecutivo, siéntate en una mesa de Lobo de Mar. Aquí hay platillos caseros españoles, desde paella hasta bocatas, ensaladas, sopas y montaditos. Una de sus especialidades es la paella salvaje, cocinada con espárragos, pimiento morrón, pancetta, chorizo de Pamplona, butifarra, jamón serrano, lomo ibérico y arroz salvaje crujiente. Es algo poco común en los mercados chilangos.
El chef Luis Valle abrió este local hace poco con la firme intención de servir pescados y mariscos ricos, tanto que nos hicieran volver y volver y voooooolveeeer a sus brazos otra vez. Lo logró. Él viene de familia de pescadores, así que desde pequeño aprendió a cocinar los callos de hacha, los ostiones, los langostinos y demás productos de mar con recetas sencillas pero contundentes. Todos sus productos vienen de Sinaloa y las recetas, de su familia. Hasta ahora ha sido un éxito; lo único malo es que solo abre los fines de semana y siempre hay fila de gente esperando a echarse un aguachile picosito par curar la cruda. Ve temprano y ve con paciencia, valdrá la pena.
Los Coyotes es el restaurante de la carnicería más exóticas del Mercado de San Juan. Aquí puedes comprar las carnes exóticas ya convertidas en deliciosos platillos.Tienen hamburguesas de león, búfalo y jabalí ($150); parrilladas ($320) y tacos de carnes exóticas ($100) —león, búfalo, jabalí, cocodrilo, avestruz, armadillo, zorrillo— tostadas de salpicón de venado y ceviche de cocodrilo($60).

jueves, 28 de junio de 2018

El mercado de Elviña reforma sus obradores para adaptarlos a la normativa

La obra reordenará el espacio y permitirá cumplir la exigencia legal sobre alimentos

Redacción | A Coruña 27.06.2018 | 01:17
El Concello destina 149.000 euros a las obras de remodelación de los obradores del mercado municipal de Elviña con el fin de adaptarlos a la legislación sobre preparación de alimentos. Los trabajos fueron ya adjudicados y tendrán una duración de dos meses, durante los que los obradores actuales serán demolidos y sustituidos por unos nuevos que serán reordenados, de forma que su número aumentará hasta los catorce.
La remodelación mejorará las condiciones de trabajo de los vendedores del mercado, en especial de las carnicerías, que habían reclamado esta actuación, en la que además se emplearán nuevos materiales en los obradores, situados en la segunda planta del edificio.

domingo, 17 de junio de 2018

Locatarios podrían perder su concesión


Posted on16 junio, 2018
Hace seis años el mercado San Juan fue inaugurado con el fin de crear un espacio digno y reubicar a los  comerciantes  semifijos del centro de la ciudad, sin embargo no se usa en su totalidad
Daniel Moreno
Apaseo el Grande.- Sigue pendiente el diálogo con los locatarios del mercado San Juan de la ciudad deApaseo el Grande para invitarlos a explotar sus concesiones pues de lo contrario podrían perderlas.
Según el artículo 76 del nuevo ‘reglamento de mercados públicos y uso de la vía pública para el ejercicio de la actividad comercial’,  especifica que si un concesionario no ejerce la actividad comercial en un periodo de 30 días entonces perderá la concesión.
Recordar que hace seis años este mercado fue inaugurado con el fin de crear un espacio digno y reubicar a los  comerciantes  semifijos del centro de la ciudad, sólo que muchos de ellos se negaron a usar este espacio y muchos de los que sí solicitaron una concesión  fueron personas ajenas a estas actividades que nunca ha  hecho uso de  sus locales.
Paulo Cabrera Lazarini, director de Fiscalización, dijo que se ha logrado contactar a 15 locatarios que son los que regularmente abren sus negocios, pero el total de concesionarios suman 86 y el resto ha sido difícil encontrar, por ello es que no se ha convocado a una reunión para informales de sus derechos y obligaciones en base al nuevo reglamento.
“Si realmente nos pusiéramos a aplicar la ley, y que debe de ser así (ya hubieran perdido su concesión), la cuestión es que muchos ya las traspasaron, la vendieron y no hemos tenido el contacto con todos los nuevos propietarios”, explicó el funcionario.
El director indicó que los comerciantes del mercado que sí trabajan diariamente “están enterados  y el reglamento ha sido publicado en el portal  de Internet del gobierno  local”.
Paulo Cabrera dijo que en el tiempo que queda de esta administración se estará tratando de poner orden en este inmueble con el fin de reactivarlo económicamente.

lunes, 4 de junio de 2018

Capacita Estado a comerciantes de mercados


2018-06-04  | JULIETA ORTIZ | IRAPUATO, GUANAJUATO
Se busca que tianguistas conozcan las necesidades del consumidor, incorporando la tecnología y la mercadotecnia.

Para modernizar, hacer más rentables, así como rescatar su tradición de los mercados y centrales de abasto, el Instituto Estatal de Capacitación (IECA) inició un proceso para capacitar a 560 comerciantes, locatarios y líderes de todo el estado.

Con la puesta en marcha del programa de Fortalecimiento a Centros de Abasto Social “Mi Plaza”, coordinado por la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable (SDES), el IECA contribuye al rescate de estos sitios, a través de la capacitación en mejora operativa, imagen comercial, inteligencia comercial e infraestructura. También se brindará elementos relacionados con el fortalecimiento de las cadenas productoras de servicios y bienes de consumo general.

Este proyecto piloto permitirá profesionalizar y especializar a comerciantes encargados de vender productos frescos, así como manipular fruterías, productos cárnicos, pesqueros y la manipulación de comida para venta en los mismos mercados. Esto a fin de hacer los cambios necesarios de la forma en que se exhiben los productos en un local, usar frigoríficos para que los productos se mantengan frescos, ofrecer degustaciones a los clientes, utilizar una imagen que las personas puedan identificar al mercado y con sus clientes.
A la par, se pretende que los mercados públicos logren una transición para convertirse en mercados inteligentes, el cual permita una conjunción entre comerciantes que buscan mejorar el conocimiento y las necesidades del consumidor, incorporando la tecnología y la mercadotecnia.

Para lograr la transición, se requiere implementar 
aspectos logísticos, mejorar la imagen de la línea que se vende, ofrecer un trato cálido a los clientes, más servicios, capacitarse en producción y promoción, regalar algo de lo que venden a sus clientes en fechas conmemorativas, crear una página de Internet donde puedan ofertar sus productos, así como identificarse a través de un logotipo.

También deberán pensar en mejorar sus puestos, evitar dejar cajas vacías por los pasillos, obstruyendo el paso de los clientes, ofrecer donación de alimentos a personas necesitadas, invitar a las escuelas para que los niños conozcan la función de los mercados públicos y posiblemente contratar un chef para cocinar productos que ellos mismos venden.

https://www.am.com.mx/2018/06/03/local/capacita-estado-a-comerciantes-de-mercados-479072

lunes, 21 de mayo de 2018

Adolfo Ríos recorrió con su familia el tianguis de Lomas de Casa Blanca


20 mayo, 2018

Adolfo Ríos propuso la posibilidad de más mercados públicos y tianguis, a través de una campaña de facilidades para que los comerciantes puedan tramitar la adquisición

Al señalar que el crecimiento demográfico de Querétaro -que es mayor a la media nacional-, demanda la solicitud de más servicios básicos, Adolfo Ríos propuso la posibilidad de más mercados públicos y tianguis, a través de una campaña de facilidades para que los comerciantes puedan tramitar la adquisición de manera transparente y legal sus licencias de funcionamiento.
Hay que analizar los espacios y lugares donde vamos abrir más mercados y más tianguis, con el objetivo de que estén cercanos a la gente que llega cada vez a Querétaro; y vamos abrir una campaña para que también los locatarios tengan facilidades y sus trámites sean sencillos, transparentes y dentro de la legalidad”, asentó el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” a la Presidencia Municipal de Querétaro.
En un recorrido por el mercado y el tianguis dominical de Lomas de Casa Blanca con su esposa Janet Méndez y sus hijos Estefy y Adolfo, explicó que las demandas que ha escuchado de la población y que han sido las más recurrentes, son similares a las que le presentan en cada lugar que visita: insuficientes servicios básicos, falta de seguridad y problemas de estacionamiento.
En ese populoso lugar, donde cada domingo concurren alrededor de 4 mil ciudadanos, apuntó que “por eso, lo que estamos haciendo en estos recorridos es escuchar a la gente de lo que más le aqueja; lo cual nos permite fortalecer nuestras propuestas para que se conviertan en proyectos municipales y que después se plasmen en reales beneficios para las propias familias queretanas”.
Al paso por los más de 260 comercios del mercado y los cerca de 560 locales del tianguis, el candidato a la alcaldía de Querétaro por MORENA, Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT), reiteró que al llegar a presidir esa administración municipal hará todo lo que se tenga que hacer con claridad en el manejo de los recursos públicos y legalidad en la ejecución de las acciones y obras, que se aplicarán siempre con los consejos y las ideas de los habitantes de este municipio que crece a un ritmo acelerado.
Cada recurso que será destinado en los mercados públicos, siempre tendrá que ser vigilado y auditado por los mismos locatarios, para que sepan cuánto llegó, dónde se invirtió, de qué manera y también quién lo hizo”, agregó Adolfo Ríos quien asimismo estuvo acompañado de medios de comunicación durante el recorrido que realizó por casi 3 horas.

lunes, 7 de mayo de 2018

RECONOCE ANA BERTHA SILVA SOLÓRZANO LA IMPORTANCIA DE LOS COMERCIANTES


Redacción Quadratín | 05 de mayo de 2018

SAN JUAN DEL RÍO,Qro., 5 de Mayo del 2018. Seguridad, áreas verdes e impulso a los comerciantes de los mercados públicos, fueron algunas de las peticiones que le hicieron a la candidata del PRI al Senado de la República, Ana Bertha Silva Solórzano, durante su visita al mercado de El Pedregoso, en San Juan del Río. Los locatarios le dijeron que constantemente hay asaltos, que las autoridades detienen a los delincuentes y ven con sorpresa e indignación que al día siguiente ya están libres “listos para seguir robando”. Pusieron como ejemplo la Colonia Las Palomas donde, denunciaron, existe “mucha drogadicción”. Al respecto, Silva Solórzano les expuso que entre las propuestas que impulsará desde la Cámara Alta, está la constante capacitación y evaluación de todos los cuerpos policíacos y el Código Penal único que propone el abanderado priista, José Antonio Meade Kuribreña. Le pidieron también su intervención para dignificar esta central de abastos, ya que “quedó en mero proyecto y estamos totalmente abandonados. Los candidatos llegan y ofrecen, pero ya no hay humanidad. Llegan, ofrecen una cosa y hacen otra”. Asimismo, pidieron que se impulsen las áreas verdes para contrarrestar el “daño que se le está haciendo a nuestra tierra. Necesitamos devolverle algo de lo que nos ha dado”. La Candidata les informó que entre sus prioridades está promover el incremento de las áreas protegidas e incentivar el uso de energías limpias. En compañía de integrantes de la Unión de Comerciantes, la candidata priista, Ana Bertha Silva Solórzano, hizo un amplio reconocimiento al trabajo y empeño de los comerciantes, “quienes forman parte trascendental de la economía mexicana”; por lo que aseguró que buscaría desde el Senado, los mecanismos que les den mayor certeza económica y patrimonial.


https://queretaro.quadratin.com.mx/reconoce-ana-bertha-silva-solorzano-la-importancia-de-los-comerciantes/